Perdido entre tus besos (1998)


Escuchar el mp3

Perdido entre tus besos,
fui presa del miedo,
grité perdido,
me revolví inquieto
como en un mal sueño.

Hundiéndome en tus brazos
intenté seguir nadando;
grité en silencio,
me diste aire,
no pude seguir durmiendo.

La vida es tan frágil;
el corazón me lo muestra,
sin apenas defensas;
y quién las quiere;
así morir es fácil.

Narcotizado entre dos mundos
quise morir ahí mismo,
como si nada
de lo que había aprendido
tuviera ya sentido.

(4 de Abril de 1998)

Reflejo de luna (1996)

Escuchar el mp3

Corre, salta, brinca
y debiera ir andando;
vuela donde otros no suben,
se lanza cuesta abajo.

Y sus ojos cautelosos
y sus alas traidoras
hablan de ansias y temores
que silencia su boca.

Se apresura
por llegar a casa a cenar,
reflejo de luna
que no se puede atrapar.

Se abrió un cofre de nácar,
apenas nada, sólo un momento;
pero fué como los rayos del sol
entre las ramas del acebo.

La selva profunda
que mis dedos peinaron,
que mis ojos vigilan,
por la acera va andando.

Dos amores vuelan,
el otro detrás del uno,
dibujando un atardecer
por una senda en apuros.

Se apresura
por llegar a casa a cenar,
reflejo de luna
que no se puede atrapar.

Se abrió un cofre de nácar,
apenas nada, sólo un momento;
pero fué como los rayos del sol
entre las ramas del acebo.

(Diciembre 1996)
(Musica: Abril 2001)

Monólogo (1996)

Corazón,
¡quién te mereciera, dulce!,
¡quién te tuviera!.
Sin temor
a romper cristales
agua que brillase.

¡Mano!, busca sus vaguadas,
entrega mi mensaje bajo la sábana.

¡Boca!, besa sus besos,
sus labios, no míos: nuestros.

Corazón,
¡quién te mereciera, dulce!,
¡quién te tuviera!.
Sin temor
a romper cristales
agua que brillase.
¡Ojos!, sobre sus ojos abiertos;
cerrados para morir viviendo.

¡Noche!, así ya no te temo;
¡mañana!, no olvides el sueño.

(Diciembre 1996)

La escuela es la mitad (1994)

No te pediría grandes sacrificios por el hambre mundial
Ni que te gastaras tus horas en un centro de caridad
Sí te pediría que cuidases a quien contigo está
Que intentases darle su poquito de felicidad.

No te pediría que abandonases tus ropas o tu hogar
Ni que lavases a la vieja que ya no se puede apañar
Pero sí te diría que te puedes transformar
En un ser libre que sepa enfrentar la verdad

Porque lo que te enseñan en la escuela es la mitad
Y todo depende de lo que hagas tú al final.

No pediría que invitases a un vagabundo a comer
Ni le pagases noche tras noche en un buen hotel
Pero sí que le mirases a la cara sin temor
Sin condenarle si prefiere el vino a tu amor.

Porque en este mundo de idiotas tambien cabe la verdad
Y el ser humano tiene derecho a su dignidad.

El amor (1998)

Escuchar el mp3 Descargar el mp3

Por allí va el amor,
descolgándose por los tejados;
furtivo y convicto
de jugar liberando corazones atrapados.

Por allí va el amor.
alterando el orden establecido,
ecológico, hiperbólico y simbiótico,
saltándose a la torera teoremas y dogmas científicos.

Si tú le dices ven, él se va tan campante
y si le rehuyes, te ataca de improviso,
sin dejarte defenderte;
te desarma y te reduce al estado de un niño de teta
que se rie por todo...

Por allí va el amor,
disfrazado de loco poeta,
repartiendo sus rimas
entre todos los que aún tienen tiempo para mirar las estrellas.

(4 de Abril de 1998)

Piel (1998)

Para mí, la necesidad del contacto de la piel es fundamental. Para el bebé es vital y para los adultos es tan necesario como el agua. Se habla mucho de sexo, pero poco de esta necesidad.

Escuchar el mp3 Descargar el mp3


Ya he dejado la ropa,
Ya me he tumbado a tu lado,
He cerrado los ojos,
Has apagado la luz.

Tengo mi piel herida
Por los golpes que dio el día,
Tengo los reveses
Y sinsabores
A flor de piel.

Piel quemada por el odio,
Piel rota por el miedo,
Por los llantos en silencio.
Piel sonriente cuando tú llegas,
Piel doliente cuando ya no está
Al calor de tus manos.

Limpia mi piel con tu piel,
Contra una piel de arena,
Contra la espuma del mar,
Contra el rocío en la hierba.

Limpia mi piel en tu piel,
En tu calor ansiado
Mi suavidad perdida
Fundidos en una piel

Versos añadidos por Juanlu Mora:

Me gusta cuando somos
dos orillas desnudas
que se unen;
que se abrazan 
para ocultar un rio
para seguir el cauce
que nos salva del tiempo
y andar juntos la vida;
para asombrarnos 
para no ensombrecernos
para alumbrar desde dentro
nuestro amor cotidiano;
este amor tuyo y mio
de piel limpia y serena
que siempre
o casi siempre
nos sucede.

Viajero (1993)

Mi enanillo era muy inquieto; no dormía por las noches. Tenía horario de Nueva York... y sigue igual.

Viajero,
estoy cansado de tenerte que acunar;
flecha en el viento,
la Luna sabe que mis ojos duermen ya;
y ni tu mano me deja suelto
para soñar.

¡Ay el muñeco
que nunca supo para qué vale el dormir!
sueño ligero,
si duerme mucho pierde el tiempo de vivir;
de madrugada mis ojos cierran y yo aun en pie.

Viajero,
¿de dónde vienes y a dónde es que vas,
tan de mañana
que las burras de la leche aun tardarán?.
ya te has dormido, salgo despacio,
respiro al fin.

(Enero 1993)

No descuides tu corazón (1994)

Quien cierra su corazón, está muerto.


Si tienes una noche de esas en que la cabeza se niega a parar,
tus neuras empiezan a atacar y tus pesadillas quieren juerga
intenta que tus ojos no se puedan cerrar lee un tebeo de Zipi y Zape
busca una emisora donde hablen y hablen y así podrás desconectar.

Si tienes un dia de esos en que la cabeza se niega a arrancar
piensa que es una gripe mental, que en un dia o dos no será ni recuerdo
y no dejes en casa la alegría, llévala a pasear,
el aire la hará brillar, quitará el luto de tus mejillas.

No mires constantemente a las caras,
buscando una mirada especial,
que te haga enamorarte
como si fuera eso bastante para despertar.

No descuides tu corazón
aunque pienses que ya está seco,
no abandones, haz un hueco
por donde pase el sol
no descuides tu corazón.

Si tienes un dia de esos en que te descubres vacío
en que tu amor por ella se ha ido y te sientes ajeno en tu cuerpo;
date otra oportunidad, no dudes, levanta la vista hacia las sábanas blancas,
tendidas entre geranios por toda la ciudad.

No mires constantemente a las caras,
buscando una mirada especial,
que te haga enamorarte
como si fuera eso bastante para despertar.

No descuides tu corazón
aunque pienses que ya está seco,
no abandones, haz un hueco
por donde pase el sol
no descuides tu corazón.

(Enero 1994)

Niña Marina (1994)

Con 7 años era encantadora.

Escuchar el mp3 Descargar el mp3

Tengo una niña
como una ratilla;
que chilla y chilla;
es nuestra fierecita:
la linda Marina.

Tengo una niña
como de angorina;
su mano te mima
si tienes una herida:
la dulce Marina.

Pero no te equivoques;
mi chica es fuerte en su debilidad,
es dura en su fragilidad
y no duda del camino a tomar...

Tengo una niña
con la voz muy fina;
con lindas manitas
dibuja de encargo mi niña:
la linda Marina.

Pero no te equivoques;
mi chica es fuerte en su debilidad,
es dura en su fragilidad
y no duda del camino a tomar...

Tengo una niña
como una ratilla;
que chilla y chilla;
es nuestra fierecita:
la linda Marina.

(Mayo 1994)

Desencuentro (1995)

La unión se puede dejar morir o alimentarla día a día. De cada pareja depende.

A ti no te encontré en un banco del parque,
en alguna tarde de primavera.
A ti no te encontré debajo de un toldo,
resguardándote de una lluvia otoñera.
A ti no te encontré en el Metro esperando
ni en un bar tomando un café con leche.
Te descubrí más allá de mi mirada,
más allá de mi pasado y mi presente.
Te descubrí soñando con estrellas,
buscando las respuestas que todos buscamos.
Te descubrí despertando mi cuerpo
desnudando mis sueños allí en tus brazos.
Hoy no te encuentro ni en tus manos ni en mis besos;
ya no buscas, ya no hay sueños; no te encuentro.
Y hoy, que te busco en cada cara sonriente,
en cada mano que me tienden, no te encuentro.
A ti no te encontré en un banco del parque,
en alguna tarde de primavera.
(Abril 1995)

Por una Vez (P.Trillo/C.Crespo)

Esta letra me la hizo mi amiga Paloma.

Solo por una vez, tal vez
Quisiera llegar a casa
Y no pensar qur ayer
No dejé limpio el almirez

Solo por una vez, tal vez
No verte ahi en el sillón
Y junto a tí los restos de
La cena de ayer.

Solo llegar y no encontrar
Que la casa esta muy sucia
El baño sin limpiar

Solo mirar que no hay nada que hacer
Ningun fonanero al que llamar
Ningun tinte que recoger

Y tal vez, por una vez
Que hubiera una rosa en tu boca
Una rosa de cine
Una rosa de copas
Cualquier cosa que juntos
Fueramos a hacer

No sé, tal vez, por una vez.